El jabón es uno de los productos que más usamos en nuestras vidas, fácilmente podemos considerarlo como un artículo esencial en nuestro hogar. Puedes ver jabones de diferentes tipos de variedades formas y colores, con diferencias a simple vista, pero la principal diferencia está adentro. Todos esos “jabones”, tienen diferentes fórmulas químicas y diferentes propiedades.

jabot-natural-vs-jabon-comercial

La verdad es que el jabón que comúnmente se compra en el supermercado se asemeja más a detergente en polvo que a un jabón tradicional. Con tecnología moderna agentes limpiadores superan al jabón tradicional en su habilidad de quitar mugre y aceite y son mas económicos de elaborar en grandes cantidades. Puede parecer que el nuevo jabón comercial es mejor, más barato, más colorido y con mejores aromas.. pero eso no es verdad.

Enfocados únicamente en las utilidades, las empresas de jabones comerciales reducen el costo del jabón sin tomar en cuenta los aspectos esenciales del jabón y los efectos de usarlo en tu piel día con día.

El jabón comercial es más bien una barra de detergente por varias razones;

  1. En su proceso de elaboración le es removida la glicerina para ser utilizada en otros productos humectantes.
  2. Le agregan humectantes sintéticos y éstos muy comúnmente generan problemas en la salud de las personas. Empezando por resecar la piel. De manera contraria , nuestros jabones naturales contienen toda la glicerina que se produce y da una barra más humectante.
  3. Un jabón comercial toma desde su momento de elaboración hasta que esta listo para vender aproximadamente 72 hrs. En el caso del jabón natural, este es curado por un periodo de 4 semanas lo cual da como resultado un jabón muy suave para la piel.

Con los jabones de Uiixol, dejamos sin saponificar un porcentaje de los aceites nutritivos que usamos y estos nutren, acondicionan y humectan la piel.

Jabor-Natural-vs-jabon-comercial

Adicionalmente nuestros jabones están hechos de acuerdo al conocimiento de herbolaria de diferentes culturas prehispánicas y siguen un proceso de armonización e intención para su uso terapéutico. En nuestro taller mientras se elaboran los jabones se vive un estado de alegría y paz, exponemos todos los ingredientes a un ritual de equilibrio y armonía. Se escucha música que evoca tranquilidad y paz y eso es plasmado en cada jabón que hacemos.

¿Y los Jabones de ̈glicerina”?

La glicerina es buenísima para la piel, y por suerte para nosotros, es producida naturalmente durante el proceso de elaboración del jabón. ¿Pensé que solo los jabones transparentes eran jabones de glicerina? Si, nosotros pensábamos eso también hasta que empezamos a hacer jabón natural.

En si el jabón transparente contiene, en muchos de los casos, productos químicos que pueden ser dañinos como el Propilenglicol o Alcohol (el primero es lo que se usa como anticongelante para los coches y es de origen petroquímico.) Es un hecho que el proceso de hacer jabón crea glicerina. Esta glicerina permanece en las barras de jabón a menos que esta sea extraída (para vender en otros cosméticos ya que es muy humectante y muy valorada).

Todos nuestros jabones son de glicerina por que NO le quitamos nada de la glicerina que se produce durante el proceso de elaboración del jabón.

El dejar la glicerina producida naturalmente en nuestros jabones es solo una de las razones por las que se sienten tan bien y lujosos en la piel.

Los ingredientes que utiliza uiixol:

• Ingredientes naturales, libres de tóxicos y con extractos botánicos
• Excluimos ingredientes sintéticos que pueden tener efectos dañinos en tu salud y el medio ambiente.
• No contiene parabenos, SLS, Propylen Glicol, Phaltatos, petroquímicos ni productos de origen animal.
• Los colores únicos de estos productos son el resultado del uso de botánicos naturales (jugos de frutas,
flores, vegetales, miel), en vez de colorantes artificiales.
• Uixol productos con conciencia nunca prueba sus productos en animales somos una empresa “libre de crueldad”

¿Necesitas más información para convencerte de elegir jabones naturales en lugar de comerciales?

Encuentra en innata toda la linea de jabones Uiixol, ¡Los vas a amar!

uiixol-jabones

 

 

 

Comentarios (2)

YO, . . . EL JABON

“Contra el virus, . . . solución.”

Lisonja en versos, castalia,
provengo de bella Italia,
soy benéfica sustancia,
de leyenda añeja, rancia.

Fui casual descubrimiento,
preclaro sitio, portento,
cuentan que, en el Monte Sapo,
cerca de Roma, muy sacro.

Ardía el fuego, en artificios,
de animales sacrificios,
la lluvia, gran invitada,
grasa de éstos arrastraba.

Al igual que a las cenizas,
a corrientes que, en sus prisas,
bajaban pronto, a la base,
donde esclavos, triste clase.

Lavaban la ropa de amos,
en el Tíber, sin reclamos,
con agua simple, así aseaban,
los cautivos, . . . me buscaban.

Sin quererlo, pues, casual,
de una manera informal,
fui hallado, bien encontrado,
por eso digo encantado:

Soy una sustancia básica,
soy sal sódica, potásica,
por designio de Dios, dado,
el más feliz resultado.

De una química reacción,
la saponificación,
de un álcali, que da abrazo,
a un lípido, ente graso.

La industria tengo por casa,
ella, mi destino traza,
produciéndome, me anima,
empleando materia prima.

Los aceites vegetales
que, para mí, son vitales,
coco, soja, oliva, lino,
maíz, algodón, divino.

Los aceites animales,
que tengo por esenciales,
pescado, rica manteca
de cerdo, la que no peca.

En el agua me disuelvo,
la impureza, yo, resuelvo,
microalimañas me temen,
acabo con todo germen.

Muy formal, en sociedad,
prolijo, hasta la saciedad,
les doy mil satisfacciones,
en tipos, combinaciones.

Idem, jabón de Marsella,
que de Castilla, de brea,
de aceite, para afeitar,
el artesanal, . . . buscar.

Jabón de Alepo, de coche,
de glicerina, cual broche,
azul y blanco portugués,
por siempre estoy a sus pies.

Pulcros, amigos humanos,
tallen conmigo sus manos,
cara, cuerpo, por cabeza,
así empieza la limpieza.

Desinfectar todo, ropa,
sus enseres, me provoca
ser baluarte de la higiene,
quien quiera mi acción la tiene.

Líquido, en polvo, pastilla,
gel, de salud soy semilla,
prevengo contagios, presto,
a protegerlos me apresto.

Como el leal detergente
de la vida, fiel agente,
la inmundicia tal se esfuma
usándome, olor y espuma.

Soy el jabón, soy salubre,
los cuidaré de la mugre,
de la insana suciedad,
del virus, de su maldad.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 02 de abril del 2020
Dedicado a todos los fabricantes del maravilloso jabón . . .
Reg. SEP. Indautor (en trámite)

Gonzalo Ramos Aranda

Ustedes maquilan jabones personalizados?

Isela Bucio