Envío gratis en compras mayores a $1,200. Usa el código "ENVÍO POR INNATA" en el checkout. APLICAN RESTRICCIONES.

Las vacaciones son un tiempo para disfrutar y consentirte, pero eso no significa que olvides empacar tus hábitos saludables.

Aquí te dejamos unos pequeños cambios que te ayudarán a evitar perder ese progreso que has logrado:

1. Consume natural y local.
Encuentra el supermercado local y compra los básicos para tener una despensa y refrigerador saludables. Avena para tus desayunos, verdura y fruta picada y palomitas naturales o nueces para esos antojos a media mañana.

2. Siempre lleva colaciones saludables contigo.
Ya sea un puño de almendras, una manzana con crema de cacahuate o una bolsa de verdura picada. Elige siempre esos alimentos altos en proteína y fibra para que te mantengan llena y tus niveles de azúcar en sangre se estabilicen hasta terminar el tour o visita de museo.

3. Revisa los restaurantes y sus menús con anticipación.
Si te esperas a terminar tu largo día de caminatas y visitas culturales para elegir donde cenar, seguramente caerás en un restaurante con pocas opciones nutritivas ya que tu hambre y cansancio sabotearán tu decisión. Tomate el tiempo de investigar restaurantes saludables en tu destino para evitar caer en la tentación. Aprovecha que comer “healthy” está más de moda que nunca.

4. Comienza tus comidas fuera de casa con una entrada saludable.
De esta manera, cuándo llegue tu delicioso plato fuerte en el restaurante, no estarás queriéndote comer el plato completo. Siempre prefiere verduras o proteína y vigila el tamaño de porción.

5. ‘La regla de 3’: vino, pan o postre
Elige únicamente una cosa para pecar a lo largo del día. Uno nada más, no los tres: vino, pan o postre.
Si consumes de las tres opciones en cada comida, las calorías en exceso se van ir sumando poco a poco y los kilos de mas irán apareciendo de la misma manera.

6. Aprovecha las instalaciones de tu hotel.
Generalmente tienes que agarrar el coche para ir al gimnasio, estas vacaciones, solo tendrás que ponerte tu mejor outfit deportivo y subirte al elevador para hacer ejercicio. ¡Úsalo a tu favor!

7. Usa tus piernas como medio de transporte
Camina, corre o rueda a donde quieras llegar. Algunas personas hasta pierden peso en sus vacaciones por que incrementan su actividad física de forma importante.

8. Limita los tragos de alcohol a una parte del día.
1. El alcohol tiene calorías.
2. Si consumes alcohol, eres mas propenso a consumir esa pizza o brownie de chocolate de cenar.
Si te quieres tomar dos copitas de vino en tu cena romántica, evita esa cremosa piña colada bajo el sol en la playa.

9. Mantente hidratado.
Muchas veces, el cuerpo confunde la sed con hambre. Para evitar esto, lleva contigo una botella de agua a todos lados. Puede ser natural o alguna infusión refrescante como un té helado.

10. Disfruta
Darte un break no solo es bueno, es necesario. Siempre y cuando tengas marcada la fecha de inicio y de fin de tus vacaciones, no hay por qué sentirte culpable. Utiliza este tiempo para retomar fuerzas, cargar energía y regresar con más ánimo que nunca.

 

Por: ThreeFit Foodies

Three-fit-foodies

Andrea Alverde, María Hudson y Daniela Lara, nutriólogas de la Universidad Iberoamericana; buscamos motivarte a cambiar tu vida y a cumplir tus metas. Juntas te daremos todos los elementos necesarios para modificar tu alimentación, incrementar tu rendimiento durante el ejercicio y tener una mejor calidad de vida. 
Contamos con nuestro consultorio de nutrición personalizada presencial u online. Escríbenos: threefitfoodies@outlook.com
#BecauseHealthMatters
 
Instagram: @threefitfoodies
Facebook: Three Fit Foodies

 

 

Dejar un comentario