Crema facial con moringa

Crema multipropósito con una textura ligera y deliciosa que hidrata tu piel haciéndola lucir radiante.
Contenido: 50 grs.

*Los envíos de productos cosméticos tardan entre 2-3 días a la CDMX y entre 4-6 días al resto de la República Mexicana.



Gracias a su densidad de nutrimentos, se recomienda para piel seca, cansada y sensible; además promueve una piel luminosa y satinada. Es ideal para usarse de día, ya que deja el rostro perfecto. Gracias a la moringa, se acelera el proceso de renovación celular de tu piel; también contiene aceite de hueso de chabacano, que reafirma y tonifica la piel; bálsamo de limón que actúa como antioxidante y tuna, rica en vitamina E que promueve la salud de la piel.




Aplica diariamente sobre la piel limpia y seca. Con las yemas de los dedos, frota suavemente sobre tu rostro haciendo movimientos circulares para estimular la circulación. Continúa por el cuello y el escote para mantener la elasticidad de estas zonas. Aplica en la mañana y en la noche para lograr un rostro luminoso.

Crema facial con moringa

$ 680.00
Crema facial con moringa Crema facial con moringa Crema facial con moringa
Crema facial con moringa Crema facial con moringa Crema facial con moringa

Crema facial con moringa

$ 680.00
$ 680.00
Crema multipropósito con una textura ligera y deliciosa que hidrata tu piel haciéndola lucir radiante.
Contenido: 50 grs.

*Los envíos de productos cosméticos tardan entre 2-3 días a la CDMX y entre 4-6 días al resto de la República Mexicana.



Gracias a su densidad de nutrimentos, se recomienda para piel seca, cansada y sensible; además promueve una piel luminosa y satinada. Es ideal para usarse de día, ya que deja el rostro perfecto. Gracias a la moringa, se acelera el proceso de renovación celular de tu piel; también contiene aceite de hueso de chabacano, que reafirma y tonifica la piel; bálsamo de limón que actúa como antioxidante y tuna, rica en vitamina E que promueve la salud de la piel.




Aplica diariamente sobre la piel limpia y seca. Con las yemas de los dedos, frota suavemente sobre tu rostro haciendo movimientos circulares para estimular la circulación. Continúa por el cuello y el escote para mantener la elasticidad de estas zonas. Aplica en la mañana y en la noche para lograr un rostro luminoso.