15% de descuento en *toda* la tienda usando el código "buen fin innata". hasta 40% de descuento en productos seleccionados. Del 16 al 19 de noviembre de 2018. aplican restricciones.

Últimamente me he enfocado en buscar y probar productos para la piel y la cara que ayuden a contrarrestar la irritación y sequedad. Desde que me acuerdo he tenido que batallar con un cutis sensible, mixto y propenso al acné. En la búsqueda por tener una mejor piel, he probado de todo: jabones (dermatológicos y naturales), cremas, diferentes tipos de aceites y hasta baba de caracol. Finalmente descubrí el aceite de aguacate, mi favorito y nuevo aliado de belleza.

Lo sorprendente es que el aceite de aguacate tiene más usos de los que imaginamos. Aquí te comparto algunos de ellos, así como mis favoritos y un poco de mi experiencia con este GRAN producto.

1. Para limpiar la cara:

En la noche, antes de dormir, le doy a mi cara un masaje con un poco de aceite durante un minuto. Después, con un algodón remuevo el aceite y limpio mi cara con una toalla húmeda y caliente (asegúrate de que esté limpia) para remover todo el aceite. Finalmente, aplico un poco de tónico facial para ayudar a restablecer el pH de mi piel.

2. Como desmaquillante:

Si estas enamorado de tu jabón facial y no quieres usar el aceite de aguacate como sustituto de éste, puedes usarlo como desmaquillante antes de tu ritual de limpieza facial. Agrega un poco de aceite en unos algodones y remueve maquillaje e impurezas. 

Innata-blog-aceite-de-aguacate

3. Como hidratante facial:

Después de tu ritual de limpieza facial, mezcla tu tónico facial con un par de gotitas y masajea en cara y cuello. La piel te quedará súper hidratada.

4. Para el pelo:

Si sientes que tu pelo está seco y con poco brillo, aplica unas gotas de aceite, frotándolas en tu pelo, de puntas hacia arriba y déjalo actuar por 10 minutos. Finalmente, lávalo como acostumbras y olvídate de usar acondicionador.

5. Para el cuerpo:

Éste es uno de mis usos favoritos. Lo aplico después del baño cuando la piel sigue un poco húmeda, como si fuera crema. El truco está dar un buen masaje para fomentar la circulación y ayudar a que el aceite penetre mejor. El resultado es un piel súper suave, pero sobre todo, hidratada. Para mejores resultados, antes de bañarte y de aplicar aceite de aguacate, cepilla tu cuerpo en seco con algún cepillo de cerdas naturales.

¡Pruébalo, verás que lo amarás tanto como yo!

Ale.

Ale es nutrióloga egresada de la Universidad Iberoamericana y Health Coach certificada por la escuela Institute for Integrative Nutrition. Para dudas o asesoría personalizada contáctala en ale@innata.mx o márcale (55)17985041.

Dejar un comentario