Envío gratis en compras mayores a $1,200. Usa el código "ENVÍO POR INNATA" en el checkout. APLICAN RESTRICCIONES.

Hoy en día -y cada vez con mayor frecuencia- escuchamos que la gente a nuestro alrededor esta "estresada", lo cual es consecuencia de la sociedad y el estilo de vida que llevamos, en el que presiones de la vida cotidiana y diferentes condiciones repercuten de manera negativa nuestra salud.

Esta enfermedad va en progresión a nivel mundial y es de mucha preocupación porque cualquier persona puede padecer ésta sin importar la edad, el género, condición económica o raza. Sin embargo es necesario saber que es lo que realmente significa la palabra estrés. 

¿Qué es el estrés?

Es un estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al normal; suele provocar diversos trastornos físicos y mentales.

Podemos sufrir estrés por la carga de trabajo, problemas familiares, económicos o por factores sociales, tales como; contaminación, trafico, ruido, caos, etc. 

El estrés se puede manejar y controlar con diferentes tipos de tratamientos, e incluso mejorar con tan solo cambiar nuestro estilo de vida; la alimentación, el ejercicio físico y otras terapias de relajación son cruciales al momento de elegir una terapia adecuada para contrarrestar el estrés.

¿Cómo combatir el estrés de una manera natural?

Existen varias maneras de controlar el estrés y en este artículo te hablaremos de opciones naturales para reducirlo o combatirlo, lo cual ayudará a tu cuerpo a regular sus niveles de cortisol y adrenalina, oxidarse menos, relajarse y no perder el equilibrio.

  1. El ejercicio. Una gran manera de controlar nuestros niveles de estrés es por medio del ejercicio, mover nuestro cuerpo es importante para liberar estrés y producir endorfinas.
  2. La alimentación. Los alimentos ricos en nutrimentos, vitaminas y minerales ayudan al control de nuestro cuerpo y mente brindando más defensas al organismo. Un sistema inmunológico sano es vital para contrarrestar el estrés.

A continuación una breve lista de alimentos, suplementos y remedios naturales que pueden hacer una gran diferencia en tu día, llenándote de paz y tranquilidad; controlando así el estrés cotidiano.

Aceites esenciales: Nuestra primer recomendación es que utilices como remedio natural -para ésta y cualquier otra dolencia- aceites esenciales, éstos se han usado desde la antigüedad, trascendiendo hasta el día de hoy, gracias a su poder curativo y reconfortante. Enlistamos algunos de los principales aceite esenciales que ayudan a combatir el estrés:

Aceite esencial de lavanda: Tiene un aroma relajante, dulce y floral. Es muy eficaz para reducir la ansiedad y el estrés. Ayuda a conciliar el sueño profundo e igualmente combate el dolor de cabeza.

Aceite esencial de incienso: Es uno de los aceites con mayores propiedades curativas y medicinales. Es una gran manera natural de combatir el cáncer, estrés y la ansiedad crónica. Igualmente fortalece el sistema inmunológico.

aceite-esencial-incienso

Aceite esencial “mezcla de relajación”: Tiene un aroma tranquilizador y es ideal para usar antes de dormir. Sus propiedades sirven para contrarrestar la ansiedad, aliviar la depresión y ayuda a la relajación muscular, esto provocará que descanses profundamente y relajes cada parte de tu cuerpo.

Extracto Relax:  Es un extracto de plantas orgánicas como valeriana, toronjil, hierba de San Juan y mezcal. Las propiedades de estas plantas son reconocidas porque generan un efecto tranquilizante que ayuda a relajar el cuerpo e inducir un sueño natural y reparador. Son útiles para reducir niveles de ansiedad, miedo y angustia. En síndromes de piernas inquietas y mandíbulas muy apretadas durante la noche sus componentes pueden ser de gran beneficio.

Spray relajante: Este spray es elaborado a base de aceites esenciales y extractos 100% naturales. La sinergia entre el aceite esencial de lavanda y los extractos de vainilla, valeriana y passiflora crean un aroma suave y agradable en el ambiente, ayudando a relajar y lograr un descanso placentero, además ayuda a reducir el estrés y calmar. Promueve el relajamiento activo y el equilibrio emocional. 

Dentro de los alimentos y bebidas que podemos consumir para reducir el estrés, ansiedad y depresión se encuentran los siguientes:

El cacaoEs un super-alimento que se ha utilizado desde la antigüedad gracias a sus múltiples propiedades; contiene cantidades muy altas de antioxidantes, por lo que ayuda a retrasar el envejecimiento de las células y prevenir muchas enfermedades como cáncer. Tiene un alto contenido en minerales como magnesio, mineral que nutre el sistema nervioso ayudando a combatir la depresión, ansiedad y a mejorar el estado de ánimo.

cacao

La vainilla: Es un poderoso tranquilizante natural por lo que reduce niveles de estrés, ansiedad, ansiedad por comer e insomnio. Es un antidepresivo y relajante natural. Además tiene muchas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. 

Desestresa Te: Este té esta hecho a base de toronjil, el cual es reconocido por sus propiedades relajantes y tranquilizantes. Este té ayudará a recuperar tu estado de ánimo y nivelar tus niveles de estrés sin causar sueño. 

Desintoxica Te: Esta mezcla de té esta hecha a base de alfalfa, diente de león, jamaica y otras hierbas que ayudan a desintoxicar nuestro cuerpo. Diariamente estamos expuestos a comida procesada, tráfico, ruido, contaminación y factores estresantes que provocan que nuestro cuerpo se contamine e intoxique. Este té es una manera natural de retomar nuestro equilibrio.

Duerme Te: Este té esta hecho a base de una mezcla de toronjil, flor de azahar, flor de tila, vainilla, etc. Mezcla que ayudara a conciliar el sueño de manera natural. Es muy importante dormir bien para reducir el estrés en nuestra vida, ya que por medio del sueño nuestras células se regeneran y nos recargamos de energía.

En conclusión, te recomendamos dormir como mínimo 7 horas, practicar alguna actividad física, alimentarte sanamente y procurar incluir -alguno o varios- de los remedios anteriormente enlistados. ¡Verás la diferencia! Pequeños cambios en nuestros hábitos pueden hacer una grande diferencia. ¡Empieza hoy!










Dejar un comentario